23.3.07

De asados, parrillas y parrillitas

En los últimos días el mundo virtual se convirtió en escenario de debate acerca del amor más profundo de los argentinos: el asado.
A la infinita discusión sobre como se hace un buen asado, como conviene prender el fuego y de que lado poner la carne que desde hace un tiempo ya tiene espacios en la radio y tuvo un programa en TyC donde las estrellas del deporte agarraban el atizador y entre carbón y carbón contaban sus éxitos, ahora sumó el blog de Darío Gallo que, al tiempo que aporta novedades contadas bajo la atenta mirada de un periodista, nos desafía a no morder la computadora cuando muestra el proceso de cocción de un costillar de cordero, una parrilla montevideana o unas morcillas madrileñas.
A la discusión se sumó hoy el sitio de Chiche Gelblung, que publicó una "guía" con las opiniones de Guillermo Calabrese, Dolli Irigoyen y del propio Chiche, que hace asado con la repudiable forma de prender fuego con alcohol.
Por mi parte, no dire como prefiero hacer asado ni como me resulta más sabroso, sólo propongo imágenes de lo de Don Vicente, el parrillero de Riobamba y Bartolomé Mitre que le podría solucionar a Chiche el problema que enfrenta cuando tiene que hacer fuego.


Y donde hay sólo una forma de pagar y de tomar vino


1 comentario:

Carlos Cristófalo dijo...

Si hablás de cómo se hace un buen asado no podés decir "entre carbón y carbón".
Los hombres lo hacemos con leña: tardás el doble y te llenás de humo, pero te sentís más macho que Shaka Zulu recitando el Martín Fierro con eructos de vino patero.
Abrazo.